Te llamamos
Menu
Teléfonocómo llegar

Las 4 técnicas básicas para iniciarte en el Crochet y Ganchillo

Publicado: 6 de Noviembre de 2019

En el artículo de hoy te vamos a contar lo que necesitas saber para iniciarte en el mundo del crochet y ganchillo, recuerda que en Andalucía Sol Moda, encontrarás Lanas y lazos, todos de la máxima calidad en tu mercería de Alpedrete. En Andalucía Sol Moda, puedes comprar lanas para tricot y crochet (ganchillo) a buen precio. Te ofrecemos una extensa variedad de tipos y colores en lana, alpaca, algodón y mezclas, con los colores más luminosos del mercado y una excelente relación calidad/precio. Lanas y lazos, todos de la máxima calidad en Andalucía Sol Moda. Tu mercería en Alpedrete

Aprender a hacer ganchillo o crochet desde cero es posible con los sencillos pasos básicos que vamos a ofrecerte en este artículo. Hoy en día existen numerosas técnicas con las que conseguir la labor perfecta, basta con aprender los puntos clásicos y dar rienda suelta a la imaginación. Como todo, lo primero es perderle el miedo a aprender y soltarse practicando. Vamos a explicarte de manera sencilla algunas claves esenciales para iniciarte en el mundo del crochet, ese tan creativo y versátil, explicándote algunos tipos de puntos básicos para ganchillo . Cómo empezar en el mundo del crochet: consejos iniciales La elección de la aguja Saber elegir la aguja según el tipo de material y grosor que vamos a trabajar así como la tarea a realizar, es fundamental a la hora de empezar a hacer ganchillo. Es importante conocer el grosor del hilo, lana o trapillo, normalmente viene especificado en las etiquetas de dichos productos, pero para que te puedas hacer una idea, aquí tienes una tabla intuitiva: inicio-al-crochet-9 Debes escoger aquella que también te resulte cómoda a la mano, con poco peso y buen acabado. Para iniciarte, lo mejor es una aguja de metal y cuando cojas soltura, probar con materiales como la madera o el plástico (abs). 1. El montaje Existen varias formas de empezar la labor, te presentamos con sencillos pasos e imágenes una de ellas. inicio-al-crochet-1 Comienza el ganchillo haciendo un nudo deslizado. Pasa la hebra por encima del dedo índice de la mano izquierda (auxiliar) y luego desde abajo hacia arriba, pasa el hilo sobre el pulgar. Después agarra firmemente las dos hebras que quedan sueltas con los demás dedos de la misma mano y la aguja de crochet con la otra mano, introdúcela en la lazada que queda en el pulgar. inicio-al-crochet-2 Con el gancho de la aguja recoge de derecha a izquierda la hebra que sale del dedo índice tirando de ella e introdúcela a través de la lazada del pulgar. Tras este paso, suelta la lazada del mismo y estira un poco de la hebra hasta que el punto quede flojo sobre la aguja de ganchillo. Y ya tienes el punto de inicio donde comenzarás tu primera cadeneta. 2. Punto de cadeneta para crochet La cadeneta es la base de cualquier trabajo de ganchillo, aunque existen técnicas que prescinden de ella. Es el punto más simple y sirve para empezar una nueva hilera. Vamos a explicarte cómo hacerla, ¡no te pierdas detalle! inicio-al-crochet-3 Pasa la hebra del ovillo de fuera para dentro entre el dedo meñique y el anular, y después da dos vueltas al dedo índice con el hilo, sujetando, al final, el nudo que hemos realizado en el paso del montaje. Este será nuestro punto de inicio. Ahora sólo tienes que recoger con la aguja la hebra tensada y pasarla a través del orificio, consiguiendo el que será el primer punto a contar. Haz tantos puntos de cadeneta como consideres necesarios para tu labor, teniendo en cuenta que el punto de inicio donde se encuentra la aguja no se cuenta nunca. 3. Punto bajo para crochet Conocido también como medio punto, es un punto compacto que forma un tejido denso y tupido. Además tiene la misión de cambiar a la hilera siguiente y nivelar la diferencia de altura con la misma. Para ello, realiza un punto de cadeneta extra a los que necesitas para tu labor y empezamos con los pasos para el punto bajo. inicio-al-crochet-4 Pasa la aguja, de delante a atrás, a través del penúltimo punto de cadeneta y engancha la hebra por debajo. Ahora con la hebra cogida, pásala por el punto de cadeneta donde se encontraba la aguja, obteniendo dos bucles sobre ésta. Recoge de nuevo la hebra y pásala esta vez por ambos bucles. Este será tu primer punto bajo de la segunda cadeneta. inicio-al-crochet-5 Sigue trabajando con puntos idénticos hasta que hayas alcanzado la cantidad necesaria de puntos. Y al final de la hilera haz un punto de cadeneta para cambiar a la siguiente fila. Gira la pieza ya tejida y pasa el ganchillo por debajo de las dos hebras superiores del primer punto bajo. inicio-al-crochet-6 Coge la hebra de nuevo y pásala por el punto bajo también, para luego volver a coger hebra y pasarla por los dos bucles creados. 4. Punto alto para crochet Es un punto muy usado que tiene el doble de altura que un punto bajo y forma un tejido más suelto, también lo conocerás como punto vareta ya que tiene forma de palo. Antes de empezar con el punto alto, realiza otros tres puntos de cadeneta más de los que necesita tu labor (para poder cambiar a la hilera siguiente dejando más espacio). inicio-al-crochet-7 Comenzamos con el punto de vareta, así que coge hebra y pasa el ganchillo de delante a atrás por el 4º punto de cadeneta contando desde el último. Nos quedará una hebra por debajo de la aguja y dos por encima (paso 2). Pasa la hebra tensada a través del punto de cadeneta y obtendrás tres bucles en tu aguja. Vuelve a coger hilo y pásalo por los dos primeros bucles (paso 4), coge de nuevo hebra y pásala por los bucles restantes. inicio-al-crochet-8 Continua realizando este proceso y al final de la hilera, haz tres puntos de cadeneta y gira la labor, comenzando nuevamente con una nueva lazada (paso 6). Pasa el ganchillo por el 2º punto alto de la hilera anterior, coge hebra y pásala por los dos primeros bucles (paso 7). Coge hilo de nuevo y pásalo por los dos bucles restantes. 5. Rematar las hebras o unir piezas Cuando hayas terminado tu labor, remata todas las hebras sueltas en el borde. Para ello deberás utilizar una aguja para coser lana o bordar, que tiene un ojo especialmente ancho y largo. Úsala también para unir piezas cosiéndolas tomando alternativamente dos hilos del lado derecho y dos del lado izquierdo. Existen muchos tipos de puntos y técnicas, pero hemos querido resaltar los más utilizados para la elaboración del ganchillo. Esperamos que te sirva de mucha ayuda para tus inicios en este mundillo. Con una pizquita de ganas, paciencia y cariño, seguro que obtendrás un trabajo único.

haz clic para copiar mailmail copiado